lunes, 11 de septiembre de 2017

Vereda Gallo, entre la necesidad y la esperanza de la Paz


Colombia se encuentra en un momento decisivo en su historia, la paz no solo significa el comienzo de una nueva etapa para nuestro país, si no la oportunidad para que los colombianos, restablezcan sus derechos, especialmente los sexuales y reproductivos. Comprometidos con esta realidad, Profamilia emprendió hace cuatro meses la iniciativa “Apadrina Sueños” cuyo objetivo se centró en desarrollar una campaña que involucró a todos los empleados de la organización entregando donaciones en cuatro modalidades. Esta es la historia.

Nuestro recorrido comienza en Bogotá, el frío capitalino nos auguraba un viaje pasado por agua, pero la emoción de llegar a Gallo, alentaba nuestro recorrido. Una hora más tarde, nos recibió Montería, la perla del Sinú, capital del departamento de córdoba que hoy día es escenario de importantes acontecimientos como el proceso de paz con las FARC y el restablecimiento agrícola de campesinos que fueron desplazados de sus tierras por el conflicto que vivió Colombia cerca de 50 años.

Llevar a cabo de este sueño no era tarea fácil. De Montería debíamos llegar a Tierralta, un recorrido que tomaría cerca de 4 horas y que debía hacerse aconsejan los habitantes de este municipio, antes de que se oculte el sol, pues aún persisten los daños en la carretera.

A Gallo se llega desde Tierralta luego de recorrer una carretera destapada durante 45 minutos y arribar al Puerto de Frasquillo. Desde allí se toma una lancha que navega el embalse de Urrá durante una hora, teníamos todo un reto, llevar a la vereda miles de sueños e ilusiones en 15 cajas, además de todos los elementos logísticos carpas, sonido, andamios y sillas para realizar el festival con la comunidad. 
























                              Puerto de Frasquillo, Tierralta Córdoba

El apoyo no se hizo esperar, habitantes del puerto de frasquillo nos dieron una mano y entre todos subimos al Jonson – como se conoce las canoas que van a Gallo y veredas aledañas – los diferentes elementos e insumos para nuestro evento, con las expectativas puestas y sueños por cumplir iniciamos nuestro recorrido a Gallo.

La vereda Gallo ha sido históricamente un sitio marcado por el conflicto, sus habitantes son en su gran mayoría víctimas y aunque la paz abre un nuevo panorama para relatar historias de esperanza, las secuelas de la guerra aún la reflejan los rostros de los niños y personas que habitan este lugar.








                                Entrada Vereda Gallo, Tierralta, Córdoba

El voz a voz entre los habitantes por estos días era la visita del equipo Profamilia a la vereda, ellos al igual que nosotros tenían muchas expectativas sobre nuestra labor y así no lo hicieron saber, todos los niños y niñas nos dieron un caluroso saludo y al llegar a la vereda bajaron uno a uno a recibirnos.

Al ingresar a la vereda, de un lado se observa la escuela y un kiosko con techo de paja, el sol era inclemente y el tiempo corto, el montaje debía empezar. Le estábamos cumpliendo a la comunidad.

Gallo amaneció vestida de carpas, pendones y música, hoy era un día diferente en la vereda, el equipo Profamilia integrado por los Gerentes de las diferentes líneas de acción de la organización junto con el equipo de la clínica de Montería llegaban a la zona.

La foto grupal marcaba el inicio de un día lleno de actividades y sorpresas, los niños, niñas, adolescentes y adultos iniciaron el recorrido por las diferentes actividades que teníamos preparadas para ellos.











 Equipo Profamilia que acompañó la actividad en Vereda Gallo

En diferentes estaciones, la comunidad disfrutó de twister, pintucaritas, globos y actividades con la comunidad sobre salud sexual, salud reproductiva, derechos sexuales y derechos reproductivos, actividades que dejaron a un lado el olvido al que está sometido esta comunidad para llenarse de sonrisas, diversión e información.

Gracias a los aportes en efectivo de los empleados de Profamilia, la organización construyó y entregó a la comunidad un parque infantil que hoy es punto de encuentro para los que habitan la vereda y centro de entretenimiento para los niños.

De igual forma, gracias al aporte de todos los empleados de la organización, niños y niñas recibieron donaciones en las diferentes modalidades, tímidos, pero con una sonrisa de agradecimiento se acercaron uno a uno a recibir su kit escolar, muda de ropa y juguetes.






Entregamos 66 kits a más de 41 niños apadrinados 

Finalizando la jornada y a través de diferentes actividades recreativas sobre los conversatorios desarrollados en el transcurso del día, integramos a padres y madres, no se podían ir con las manos vacías, a ellos les entregamos mochilas y algunos obsequios que también fueron donados por los empleados a nivel nacional.

Nuestra labor social ha sido por más de 52 años la esencia de Profamilia. De esta forma hemos llegado a las poblaciones más vulnerables de nuestro país con un mensaje esperanza frente a los derechos humanos, derechos sexuales y reproductivos. 

Gracias por crecer y creer en nosotros y ayudarnos a que los derechos sexuales y reproductivos sean una realidad para todos los colombianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario