jueves, 23 de agosto de 2018

La noche que nació El Orgullo



Clandestinas y secretas. Así eran las noches en el bar Stonewall en el barrio Greenwich Village de Nueva York. Corría el año 1969,  las redadas policiacas y la criminalización a personas homosexuales eran habituales.
Fue una época de prohibición donde tener una orientación sexual diversa se  consideraba como  enfermedad mental. Por lo tanto, era ilegal permitir que trabajaran bajo condiciones justas y por “seguridad” la venta de alcohol y la reunión de personas homosexuales estaba totalmente prohibida.
Al menos tres veces a la semana, decenas de policías llegaban a establecimientos nocturnos conocidos por reunir a gays, lesbianas y travestis. Pedían sus identificaciones y los forzaban a mostrar sus genitales para comprobar su sexo.
La violencia y el abuso eran una rutina. Así, sin falta, sucedía cada noche. Sin embargo, todo cambió  la madrugada del 28 de junio.
Por primera vez, las personas que celebraban al interior del bar no aceptaron el trato inhumano de las autoridades. *¡Poder gay!” gritaban, en lo que se convirtió en una batalla campal para exigir respeto por los Derechos Humanos, así como aceptación y tolerancia hacía lo diferente.
 

Días después, homosexuales de todo Nueva York siguieron protestando por las calles en lo que hoy es conocido como “Los disturbios de StoneWall”. Esta revolución dio paso a la creación de asociaciones como: Gay Liberation Front y Gay Activist Alliance cuyo objetivo era el de trabajar por el reconocimiento de los derechos.
Un año más tarde y en conmemoración de la fecha. Cientos de personas salieron a las calles y celebrar la Primera Marcha del Día de la Liberación de la Calle Christopher, donde se encontraba el bar. La práctica llegó a ciudades de todo el mundo, dando origen al Día Internacional del Orgullo LGBTI.
#Orgullosos
Elizabeth Castillo - Abogada Activista - Derechos Sexuales y Reproductivos
A la pregunta ¿orgullo de qué? La respuesta es bastante simple, pero muy poderosa: Orgullo de seguir cada día defendiendo la igualdad, orgullo de hacer nuestra vida, de construir nuestras familias, de amar a nuestros hijos, orgullo de sabernos en el lado correcto de la historia.
Felipe Cárdenas - Presidente Cámara de Comerciantes LGBT de Colombia
Debemos sentirnos orgullosos de hacer parte de un país que avanza en materia de derechos: matrimonio igualitario, adopción, tránsito de sexo en documentos de identidad. Contamos, también, con una política pública LGBT y con una Ley Antidiscriminación. Eso es motivo de orgullo. Hace falta más empoderamiento con respecto a lo que ya tenemos, hacerlo redundará en avances y reconocimiento para la comunidad en distintos escenarios. 

Tatiana Piñeros - Ex Directora Instituto Distrital de Turismo de Bogotá
Las personas trans batallamos día a día contra la discriminación. ¿Orgullosos? ¡Sí! de estar siempre de pie, luchando por nuestros derechos. Orgullosos, de trabajar para que en Colombia se abran puertas y oportunidades para nuestro desarrollo como personas. Todos somos iguales en derechos, el reto está en hacer que el mundo lo reconozca.

Sergio Camacho - Periodista,  Women´s Link Worldwide
 Me siento orgulloso de ser un hombre gay. Sé que a muchas personas puede parecerles raro, pero lo cierto es que tener la libertad de hacerlo me permite no solo reconocerme como sujeto de derechos, sino  también luchar por todas esas personas LGBTI que no pueden hacerlo y que siguen siendo discriminadas y violentadas. 

Olga Materón - Presidenta Mesa LGBTI
Ser LGBTI representa una lucha constante por defender nuestros derechos. Hemos avanzado y cada día somos más visibles. Debemos seguir trabajando en el reconocimiento de una sociedad diversa. Una donde todos gocemos de las mismas oportunidades, de las mismas garantías. 

Christian Jiménez - Periodista Profamilia
 Cada día somos más quienes reconocemos que, sin importar las etiquetas de normalidad que se impongan, no hay nada de malo en tener una sexualidad diversa. La aceptación de unos es el apoyo de otros.  ¡Sí! Siempre será motivo de orgullo hacer parte de una comunidad caracterizada por la resistencia  y la lucha constante por el reconocimiento de sus derechos. 

1 comentario:

  1. Ustedes saben perfectamente que están actuando mal y se escudan en esas vainas como orgullo gay o derechos falsos. Ojalá algún día tengan el valor de enfrentarse con sus conciencias y opten por hacer el bien. Al final todo termina en abominaciones como el aborto. Y ustedes pro vida, qué nombre más ridículo y satírico tienen. Ustedes deben llamarse pro muerte, porque son asesinos se inocentes.

    ResponderEliminar