lunes, 1 de diciembre de 2014

Hacerse la prueba de VIH, compromiso de todos



El 1 de diciembre de cada año se celebra el Día Mundial de la lucha contra el Sida, fecha en que se le recuerda a los estados, a las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales y a las personas, que el trabajo para reducir las cifras es de todos.

Este año la campaña de ONUSISDA, busca sensibilizar a la población sobre la importancia de hacerse la prueba del VIH. De ahí que el lema del 2014 es: “Tienes derecho a la prueba del VIH; por tu salud y la de los demás”.

¿Por qué hacerse la prueba?

Según las cifras de ONUSIDA, hay 35 millones de personas infectadas con el virus del VIH en todo el mundo, pero solamente 19 millones de ellas, son conscientes de su situación.

Se calcula que en América Latina 1.6 millones de personas vivían con VIH hasta finales de 2013, siendo la mayor parte de los casos en Argentina, Brasil, Colombia, México y Venezuela.

Las cifras de infectados que reciben tratamiento creció considerablemente y esto es una buena noticia. El año pasado, casi 13 millones de personas recibieron medicamentos antirretrovirales, superando al año 2012.

En América Latina y el Caribe, 3 de cada 10 personas que viven con VIH no lo saben y el 35% de los nuevos casos llegan tarde al diagnóstico y a la posibilidad de recibir tratamiento que les salve la vida. (Programa de VIH-OPS).

Las infecciones podrían reducirse con la implementación de nuevas estrategias preventivas que combinan intervenciones, asesorías y servicios específicos a las personas vulnerables. La distribución de condones, la educación sobre el VIH, la prueba diagnóstica y el tratamiento oportuno, son el camino para cumplir los objetivos del 2015, compromiso adquirido por las diferentes naciones del mundo.

El jefe de la Unidad de VIH/Sida, infecciones de transmisión sexual y hepatitis de la OPS/OMS, Massimo Ghidinelli, afirmó: “el tratamiento oportuno es fundamental para la vida de quienes adquieren el virus y para prevenir la transmisión a otras personas. Por ello, la prueba acompañada de consejería es una estrategia crucial para vincular a las personas que viven con el virus a los servicios de atención integral”.

Uno de los secretos para cuidar nuestra salud sexual es hacerse la prueba

Muchas personas piensan que no necesitan hacerse el examen de VIH, porque creen o quieren creer que no están infectados. Lo que no saben, es que al hacerse la prueba, si es negativa estarán más tranquilos con ellos mismos y con su pareja y les ayudará a reforzar su seguridad. En caso de que el resultado sea positivo, habrá mayor posibilidad de recibir tratamiento a tiempo, se es consciente del virus y de la posibilidad de vivir con él. Así, enfrentar los miedos que surgen alrededor de este, evitar infectar a otras personas, vivir una sexualidad responsable, adquirir hábitos saludables y medidas de protección, acompañamiento médico y psicológico.

La realidad es que todos, no importa el sexo, la etnia o posición social, somos vulnerables a infectarnos con el VIH, así sea en una sola y única relación sexual sin protección. Una cara bonita o una historia sexual aparentemente inofensiva, no garantizan que uno no pueda contraer el VIH así que lo mejor es realizarse la prueba que es sencilla y fácil de hacer.

(Imagen: Cesida)

No hay comentarios:

Publicar un comentario